None

Que me arranquen la piel a tiras si me deshago y no te vuelvo a ver, si "adiós" termina siendo nuestra última palabra y sólo nos queda la distancia y la sangre como única despedida.