Últimas habitaciones

Eran otros tiempos. 
Y se asomaba a la ventana el sol de invierno,
atravesándonos,
despertando el tiritar de las sonrisas y
haciendo temblar 
el humo negro.


Eels, Agony